Utilizamos cookies propias y de terceros. Continuar navegando implica su aceptación.Más informaciónAceptar
Carrito de la compra Tienes 0 productos en tu carrito
Total:
0,00€

Son los billetes y las monedas tan diferentes

Son los billetes y las monedas tan diferentes
Cualquiera que asista a la reciente Conferencia de Monedas podría ser perdonado por pensar que esta fue una conferencia de billetes disfrazada, tan familiares fueron los temas y las discusiones. Y cuanto más uno piensa al respecto, más obvias se vuelven las similitudes.

Tome la vieja papa caliente - el límite de la moneda de la nota. Sí, hubo un debate sobre los ahorros al reemplazar billetes de baja denominación por monedas. Pero, al mismo tiempo, tanto los billetes como las monedas se ven atacados por métodos de pago alternativos, como tarjetas sin contacto, especialmente para pagos de bajo valor, por lo que el tema subyacente era cómo luchar mejor contra el nuevo enemigo en lugar de contra el otro.

Las monedas, como los billetes de banco, han estado disfrutando de un período de expansión sin precedentes, pero hay desafíos por delante que, si no se abordan, podrían ver el terreno ganado perdido muy rápidamente. Ambas industrias enfrentan aumentos masivos en el costo de las materias primas en un momento en que los bancos centrales están buscando ahorros. La industria de las monedas, para quien el costo del componente de materia prima es un elemento mucho más alto del costo total, está abordando esta cuestión de manera directa al introducir nuevas formas rentables de hacer monedas sin restarle aspecto y vida útil a la circulación, más o menos lo mismo la industria de billetes de banco con sustratos más duraderos.

Las monedas -de nuevo como los billetes de banco- ahora están siendo falsificadas, especialmente en las denominaciones más altas. Se están desarrollando nuevas tecnologías de seguridad para evitar esto, muchas de las cuales utilizan funciones de billetes para inspirarse. Al igual que con los billetes de banco, estas tecnologías tienen propiedad intelectual y la industria está despertando al hecho de que el plan de juego está cambiando como resultado, ya que IP puede ser un factor determinante del éxito.

Lo cual conduce a otra convergencia, al menos en la zona del euro. Aquí se está introduciendo una legislación similar a la de los billetes de banco para las monedas, que los bancos y el sector comercial deberán procesar por su autenticidad y adecuación de forma muy parecida a como son ahora los billetes de banco.

Debido a la falsificación y el desafío de otras formas de pago, tanto los billetes como las monedas se están haciendo más atractivos para los usuarios finales, es decir. el público general. Esto no es solo en su apariencia, aunque ambas industrias están trabajando arduamente en ese aspecto con diseños modernos, temas de patrimonio nacional y colores atractivos (incluso para monedas, con opciones de tres colores y monedas con un color diferente en cada lado) . Y al público se le está abordando directamente sobre sus monedas, al igual que para los billetes de banco, en extensos programas de educación pública, que los bancos centrales ahora consideran una inversión más que una tarea ardua.

Otro tema importante común tanto a los billetes como a las monedas es la reducción de costes mediante la optimización de los procesos de producción, gestión y circulación. Los productores, los fabricantes de máquinas de clasificación y reciclaje, los centros de clasificación de efectivo, los operadores de CIT y las empresas de TI están involucrados, muchos de los cuales están involucrados en ambos lados de la industria, tanto en monedas como en billetes. Y es en las estrategias de optimización que se centran simultáneamente en las monedas y las notas que las mayores oportunidades de ahorro se encuentran, como las presentaciones de los bancos centrales de Israel, Hungría y Suecia demostraron en la Conferencia de monedas.

Está claro que los billetes y monedas tienen mucho más en común de lo que a sus respectivas industrias les gustaría pensar, aparte del obvio, que es que ambos son herramientas para las transacciones. Es hora de reconocer el hecho de que los desafíos para la industria de divisas se encuentran en otras formas de pago y especialmente en todas las formas de tarjetas de transacción. La industria de las tarjetas de transacciones gasta grandes cantidades de dinero promocionando sus productos, tanto individualmente como en empresas y asociaciones: la industria de las divisas tampoco. Ha llegado el momento del cambio: es esencial para el bienestar y tal vez incluso para la supervivencia futura de la industria.

A lo que decimos: tiempo para que se unan los billetes y las monedas.
Compartir

Noticias relacionadas

marker Madrid

Madrid

c/ Monteverde nº22,
28042 Madrid
Telf. 917 410 168
Horario de 9h. a 19h.

marker Barcelona

Barcelona

Calle Jeroni de Moragas, 22
08480 L'Ametlla del Vallès, Barcelona

Telf. 938497962
Horario de 9h. a 19h

marker Lisboa

Lisboa

Rúa Jose Galhardo Lt19 S/Cv Loja
Quinta de Lambert 1750-131 Lisboa
Telf. 00351-214165920